lunes, marzo 26, 2007

De repente mi ego es un filete empanado.

Desde pequeña mis padres me han dicho que soy muy inteligente, que voy a ser en la vida lo que yo quiera, que puedo hacer lo que me proponga y todas esas cosas que los padres suelen decir. Y no sé si es porque insistían mucho o porque yo enseguida rebozo mi ego con lo que sea, que me lo creí del todo y más.
Y siempre pensé que cuando fuera mayor sería la bomba. Haría y sabría de todo. Si ya leía, leería más. Si ya veía el telediario, lo vería más y sabría de historia tanto como mi padre. Si ya hablaba con propiedad de mayor hablaría mejor. Públicaría en revistas, escribiría mucho mejor y tendría 2 carreras además de incontables amigos.
Ahora tengo 22 años y ya soy "mayor" y no hago nada de eso, incluso escribo peor. Siempre he estado tan segura de mis posibilidades que nunca me he molestado en pelear por nada. Toda esa gente de mi alrededor que yo miraba y pensaba que no eran tan listos como yo ha estado trabajando duro por ser los mejores y lo están consiguiendo. Yo sin embargo he jugado a esperar a que mi "inteligencia" lo hiciera todo por mí y no he movido un dedo más allá de mí misma.
Podría molestarme al menos, en leer la revista de mi universidad, pero claro "esas cosas no me interesan". Y una mierda, que me jodan. He necesitado 22 años para volverme un poco más humilde en algunas cosas y para entender que o muevo mi bonito culo blanco y blando cuidado con estupendo papel de doble capa o acabo en un trabajo de mierda leyendo es mis horas libres "Apuntes del subsuelo", pagando mi frustracíón y aburrimento con la pistolera del mar y viviendo en el piso que sus papis le han comprado.

Ja! Mi propuesta tardía para esta año y todos los que queden es ser un poco menos lista pero vivir más corde a mis ideales y deseos. Y que lo primero que tenga que hacer para eso es despegar mis ojos del puto messenger y perder menos tiempo tirada pensando, es triste pero cierto. Pensar tanto no me ha servido de mucho. Ha llegado la hora de ser una persona-tiesto. (Respecto a esto último...yo me entiendo).

escuchando: smashing pumpkins - la primera canción del Adore. Me encanta!

1 comentario:

trufa dijo...

pues si te digo que a los 30 sigues con la misma sensación... por cierto los momentos para pensar tb son buenos, sobre todo si van acompañados de música y peta... ais